Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 43

ERISIPELA PORCINA

Miércoles, 30 Marzo 2011 13:52 Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La Erisipela Porcina es causada por Erysipelothrix rhusiopathiae y se caracteriza por muerte súbita, septicemia aguda o subaguda, fiebre asociada con lesiones cutáneas de diamante típicas, y otras crónicas proliferativas como artritis y endocarditis vegetativa, así como aborto por fiebre en hembras preñadas. Las pérdidas económicas más importantes por EP ocurren en las formas crónicas no fatales de la enfermedad.

 

Curso y Signos Clínicos

Varía de sobre agudo a crónico. Los signos ocurren en forma secuenciada o por separado.

Sobre agudo: Puede haber muerte súbita en algunos lechones de 55 a 80 Kg., los cerdos afectados se notan embotados, colapsados, con fiebre alta y eritema.

Agudo: Es variable; en jóvenes se nota anorexia, fiebre, cianosis de orejas y piel, disnea, conducta torpe, se rehúsan a mover y se postran sobre el esternón, si se mueven chillan, caminan rígidos y cambian el peso del cuerpo para calmar el dolor de patas. Pueden presentarse lesiones de diamante en la piel del dorso “patognomónicas” a 24-48 horas de los primeros signos. En cerdas puede haber aborto, infertilidad o celos repetidos por fiebre.

Crónico: Las lesiones cutáneas se hacen necróticas, costrosas y se caen. Las articulaciones pueden afectarse, (codo, cadera, rodilla) y se notan calientes, dolorosas, hinchadas; hay cojera y baja la condición corporal. La artritis crónica es la forma más común de EP y deriva en cojera y anquilosis. Se presentan también como secuelas crónicas valvulitis, falla cardiaca congestiva, cianosis, taquicardia, taquipnea; que se hacen más aparentes en hembras al parto. La artritis y falla cardiaca son las manifestaciones clínicas más importantes de la EP porque afectan productividad y aumentan la tasa de desechos.

FUENTE

www.veteninet.com.ve

 

Visto 10210 veces Modificado por última vez en Martes, 15 Enero 2013 15:51

VESALIUS PHARMA | Latinoamérica sin fronteras en medicamentos