Error
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 43

HEPATITIS INFECCIOSA CANINA

Miércoles, 30 Marzo 2011 14:20 Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Es una enfermedad contagiosa con signos que varían desde una fiebre leve y congestión de las membranas mucosas a depresión severa. También se ha observado en otros integrantes de la familia de los caninos.

Causas:

La Hepatitis Infecciosa Canina es causada por el adenovirus canino 1 (AVC 1). Se transmite por la orina, heces o saliva de los animales infectados. Los perros que se recuperan excretan el virus en la orina durante a lo menos 6 meses.

Signos Clínicos:

La enfermedad varía desde una fiebre leve a una enfermedad fatal. La tasa de mortalidad es más elevada en los perros muy jóvenes. El período de incubación puede variar de 4 a 9 días. El primer signo es una elevación de la temperatura a más de 40ºC que dura 1 a 6 días, y que normalmente es bifásica. Se puede apreciar también algún grado de aumento de la frecuencia cardiaca (Taquicardia). El perro presenta apatía, anorexia, sed, conjuntivitis, descarga serosa en los ojos y nariz y, a veces, signos de dolor abdominal. Podemos encontrar también algunas pequeñas hemorragias en las encías. Comienzan a haber problemas de coagulación lo que a veces produce hematomas subcutáneos. Los perros pueden mostrar convulsiones intermitentes durante el curso de la enfermedad y parálisis terminal que afecta a una o más extremidades o al cuerpo entero.

Los animales que sobreviven comienzan a comer normalmente sin que el aumento de peso sea rápido. Sin embargo el 25% de ellos desarrolla una opacidad corneal bilateral, que fuera de provocar problemas de visión sólo permanece por un corto período, desapareciendo espontáneamente.

Prevención y Tratamiento:

La mejor prevención es la aplicación de vacunas que a veces vienen combinadas con otras. La inmunización contra la hepatitis canina se recomienda hacerla al mismo tiempo que la del Distemper (Moquillo Canino).

Para el caso de los cachorros la inmunización es conveniente realizarla a las 9 a 12 semanas de vida.
En los perros gravemente enfermos, son convenientes las transfusiones sanguíneas diarias. Además se debe administrar Suero Glucosado al 5% por vía endovenosa, con motivo de proporcionar cierta alimentación al animal. Los antibióticos de amplio espectro son los más recomendados, como las Tetraciclinas (Una de las desventajas es que marcan los dientes produciendo una decoloración dental. Puede ocurrir también una opacidad corneal, sin embargo esta es pasajera y sólo debemos tratar de evitar las luces fuertes durante un tiempo.

FUENTE

www.perros.mascotia.com

 

Visto 9828 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Mayo 2011 16:10

VESALIUS PHARMA | Latinoamérica sin fronteras en medicamentos